24 mar. 2010

Escuela infantil "Dones y Ocupaciones" / Kindergarten "Dones y ocupaciones"


Localización / Location: Arganda del Rey, Madrid, España (2007)
Arquitectos / Architects: Picado-de Blas Arquitectos (http://www.picadodeblas.com/)
Fotografías / Images: Picado-de Blas Arquitectos
Enlaces / Links: mimoa
La similitud entre la evolución de un embrión en el vientre materno y los castros, cabañas, o refugios primitivos, evoca la idea del círculo como estructura matriz que asocia a la casa el significado de refugio.
Éste planteamiento es el punto de partida, y se refuerza con la idea de que los niños tienden a jugar en círculo (el corro, la silla, las tabas…), ya que la ordenación lineal nunca es espontánea, sino que viene impuesta por la disciplina. Incluso cuando juegan solos, los niños tienden a determinar su entorno con juguetes en una distribución circular para tenerlos al alcance. Por otra parte, la posibilidad que ofrece un espacio cilíndrico de control desde casi cualquier punto de su perímetro con la apertura de único gran hueco al exterior, justifica esta decisión como óptima para un ámbito destinado al cuidado de niños.

Album completo de imágenes / Picasa album

TEXTO COMPLETO / FULL TEXT

La similitud entre la evolución de un embrión en el vientre materno y los castros, cabañas, o refugios primitivos, evoca la idea del círculo como estructura matriz que asocia a la casa el significado de refugio.
Éste planteamiento es el punto de partida, y se refuerza con la idea de que los niños tienden a jugar en círculo (el corro, la silla, las tabas…), ya que la ordenación lineal nunca es espontánea, sino que viene impuesta por la disciplina. Incluso cuando juegan solos, los niños tienden a determinar su entorno con juguetes en una distribución circular para tenerlos al alcance. Por otra parte, la posibilidad que ofrece un espacio cilíndrico de control desde casi cualquier punto de su perímetro con la apertura de único gran hueco al exterior, justifica esta decisión como óptima para un ámbito destinado al cuidado de niños.
Tras diversas combinaciones geométricas, se determinó un trazado basado en dos series de círculos tangentes, de modo que cada línea queda contrapeada respecto a la siguiente para dejar entre los círculos alternos unas separaciones que sirvan como pasos de luz. Este trazado ordena la célula tipo con una dimensión de cuatro metros de radio para conseguir una superficie tipo de 50m2. El programa obliga a compartir servicios cada dos aulas en función de la edad: de 0 a un año, de uno a dos, y de dos a tres años, por eso la célula básica se duplica. Las acciones se van posicionando en la trama que va activándose sucesivamente en el territorio.
La adecuación a la orientación, hace que las aulas se coloquen abiertas a sureste, los servicios se concentran al norte, y el acceso principal a este ofrece una zona de espera al exterior para los padres bajo una gran marquesina circular que, a modo de aro-patio cerrado, así el niño entra hacia la luz por las mañanas y sale de nuevo hacia ella por las tardes. Este patio de acceso es el umbral de transición entre la espina central y el exterior.
En definitiva, parece que la disposición de un trazado regulador basado en una trama geométrica no sólo puede facilitar el orden interno de las piezas, sino también el replanteo del proceso constructivo.
Los niños. La estimulación se dirige hacia la luz exterior, hecho reforzado por la apertura de grandes ventanales a los patios en los que se prevé la existencia de árboles, huertas e incluso algunas mascotas. Mientras, los interiores destacan por el empleo recurrente del color (reforzado por los lucernarios) y las texturas (en paramentos horizontales y verticales), ya que la percepción sensorial en un ámbito como una guardería juega un papel fundamental, aunque también otros elementos como cortinas, colchonetas, espejos, vidrios de colores o mobiliario, colaboran en la cualificación de los espacios interiores. En este sentido, algunas decisiones de diseño se basan en cuestiones de índole práctico para el cuidado de los niños como las puertas divididas que permiten el control visual y la ventilación cruzada. El espacio-cambiador contiene la biberonería y aseos abiertos de niños como una ‘burbuja’ central. Es de policarbonato y se ilumina como una lámpara, se convierte así en un espacio de marcada identidad dentro del conjunto, provocando a los niños con la arquitectura recuerdos con identidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario