25 ene. 2011

Franquicias Baby Crack / Baby Crack Franchise

Localización / Location: Mollet del Vallés, Barcelona, España
Diseño / Design: Elia Felices (http://www.eliafelices.com/)

Baby Crack (http://www.babycrack.es/) nace como un modelo de tienda completamente innovador y exclusivamente orientado al público infantil y juvenil. Elia Felices ha recreado un jardín imaginario, que evoca sensaciones de naturaleza, de “aire libre”, de color y frescura infantil, para exponer los juguetes, menaje, papelería, textil, objetos para el baño o ideas para regalar destinados a los pequeños de la casa que este establecimiento ofrece.

Album completo de imágenes / Picasa Album
TEXTO COMPLETO / FULL TEXT
Baby Crack nace como un modelo de tienda completamente innovador y exclusivamente orientado al público infantil y juvenil. Pertenece a la red de franquicias Crack, que revolucionó el sector de la decoración y regalos para el hogar hace diez años con su apuesta por un producto funcional, moderno y de diseño atractivo a precios espectacularmente bajos. En Baby Crack se pueden encontrar toda clase de productos para los pequeños de la casa como juguetes, menaje, papelería, textil, objetos para el baño o ideas para regalar. A nivel de diseño la tienda sorprende por su decoración novedosa y actual, enteramente diseñada por la prestigiosa interiorista Elia Felices.
Un divertido rotulo retroiluminado con una flor de cara sonriente, el logotipo de Baby Crack, recibe al cliente a la entrada del establecimiento. En el escaparate, esta gran flor deja entrever el producto expuesto y da paso al interior.

Al entrar, el visitante queda inmerso en un jardín imaginario, en que todo a su alcance evoca sensaciones de naturaleza, de “aire libre”, de color y frescura infantil.
Los colores que caracterizan el proyecto son el verde lima, el fucsia y el azul, ya presentes en el logotipo. Junto con el rojo teja de la entrada y del mostrador, y los colores del multi-producto que se venden en el establecimiento, se crea una explosión de color que da vitalidad al entorno. Ésta se ve potenciada por la iluminación mediante las lámparas suspendidas diseñadas en exclusiva para este proyecto, realizadas mediante cortinas de hojas de plástico flexibles, en distintos tonos de verde, entrelazadas alrededor de un cilindro, que parecen asemejarse a árboles llenos de luz.

Sin dejar atrás la idea del jardín infantil, la aplicación gráfica simula la caligrafía de un niño y el dibujo de la flor de cara sonriente crea un logotipo de trazos infantiles, como si hubiera estado ideado por un niño.
Una cortina perimetral esconde todas las paredes y envuelve el espacio aportando un aire teatral, a la vez que fresco y elegante. Este tejido de fieltro color verde da al espacio esa idea de jardín junto al pavimento vinílico también en verde.
La exposición del producto se hace mediante carros de floristería, con sus tiestos incluidos, que contienen el producto más pequeño. Dichos carros se pueden desplazar fácilmente y puesto que sus estantes se pueden inclinar, el producto se puede ver mejor.

El resto de los artículos se distribuyen en estanterías móviles situadas perimetralmente junto a las paredes, creándose también islas que permiten que el espacio de exposición sea amplio y dinámico.

Finalmente, la señalética surge de entre los expositores en forma de flores Baby Crack, con sus tallos y grandes macetas que nos indica las distintas secciones de la tienda. Más flores Baby Crack también se descuelgan del techo y un divertido mural con dibujos infantiles preside la entrada justo detrás del mostrador, dando la bienvenida al cliente a este jardín lleno de color y vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada