1 may. 2016

Chisenhale Primary School

Localización / Location: Londres, Reino Unido
Arquitecto / Architect: Asif Khan (http://www.asif-khan.com/)
Enlaces / Links: youtube
Cuando al sonar la campana los niños de la Escuela de Educación Primaria Chisenhale, situada en el Este de Londres, salen corriendo a jugar, saben exactamente dónde quieren ir. Se dirigen directamente a la estructura elevada situada en un lateral del patio de recreo, donde suben por los dos lados de un montículo con la ayuda de cuerdas o asideros o utilizando una red que les permite trepar. Cuando llegan a la cima, se encuentran con otra red en la que jugar, con un espacio deliberadamente tranquilo y con acceso a dos toboganes, uno de ellos de tamaño normal y el otro lo suficientemente ancho como para poder ser utilizado por seis niños a la vez. 
Esta simple y elegante estructura revestida con madera no tiene nada que ver con el equipamiento comercial para parques infantiles que la directora de la escuela, Helen James, creía que sería la solución para mejorar el patio de recreo de la escuela, que además de ser realmente pequeño resultaba más bien aburrido. “Lo único que dije es que quería que fuera más grande”, explicó. Afortunadamente, James solicitó las ideas y comentarios de los padres de los alumnos, entre los que se encontraba el arquitecto Asif Khan, que tiene dos hijos estudiando en esa escuela.
TEXTO COMPLETO

Cuando al sonar la campana los niños de la Escuela de Educación Primaria Chisenhale, situada en el Este de Londres, salen corriendo a jugar, saben exactamente dónde quieren ir. Se dirigen directamente a la estructura elevada situada en un lateral del patio de recreo, donde suben por los dos lados de un montículo con la ayuda de cuerdas o asideros o utilizando una red que les permite trepar. Cuando llegan a la cima, se encuentran con otra red en la que jugar, con un espacio deliberadamente tranquilo y con acceso a dos toboganes, uno de ellos de tamaño normal y el otro lo suficientemente ancho como para poder ser utilizado por seis niños a la vez. 

Esta simple y elegante estructura revestida con madera no tiene nada que ver con el equipamiento comercial para parques infantiles que la directora de la escuela, Helen James, creía que sería la solución para mejorar el patio de recreo de la escuela, que además de ser realmente pequeño resultaba más bien aburrido. “Lo único que dije es que quería que fuera más grande”, explicó. Afortunadamente, James solicitó las ideas y comentarios de los padres de los alumnos, entre los que se encontraba el arquitecto Asif Khan, que tiene dos hijos estudiando en esa escuela.
Khan pronto convenció a James de que una estructura personalizada podría ser la mejor opción, y ambos comenzaron a concebir el diseño y a organizar actividades para recaudar fondos. El resultado es una pieza de arquitectura con una apariencia sorprendentemente “adulta”, una caja rectilínea en la que el único color es el que introducen los tonos cálidos de la madera modificada térmicamente. Gracias a este enfoque, el espacio de juego es un lugar extraordinariamente flexible en que los niños pueden jugar a su manera, guiándose por su imaginación en lugar de limitarse a seguir los juegos preestablecidos. Esta flexibilidad, comentó James, es algo que los niños comprendieron inmediatamente y que hizo que supieran de manera instintiva cómo querían utilizar el espacio.
La pieza es en gran parte el resultado del detallado proceso de concepción y especificación realizado por Asif Khan. Por los comentarios de la directora de la escuela, Khan ya sabía que el patio de recreo carecía de espacio suficiente y resultaba aburrido, lo que suponía un problema para los niños. Una parte del espacio ya estaba dedicado a un huerto que gozaba de gran aceptación entre los niños y había que dejar una zona para la práctica de juegos de pelota. El hecho de elevar el espacio de juego permitió disponer de más espacio y también hizo que el conjunto del patio de recreo fuera mucho más divertido e interesante para los niños.
Pero la directora de la escuela no fue el único cliente con el que Asif Khan mantuvo consultas. También se reunió periódicamente con el Consejo Escolar y se animó a todos los alumnos a que expresaran, con palabras y en dibujos, sus aspiraciones para su nuevo patio de recreo.



Algunas de la ideas presentadas por los niños eran brillantes pero inviables, como por ejemplo toboganes gigantes por los que deslizarse hasta el patio desde las ventanas de las plantas superiores, pero otras contribuyeron a crear el resultado final. Gracias a las sugerencias de los alumnos, Khan pudo saber que además de juego y aventura, los niños también querían algún espacio que les ofreciera tranquilidad y privacidad.


Todas estas ideas se incorporaron al diseño, situando entre el edificio y la estructura, un espacio aprovechado para proporcionar a los niños una zona alejada del bullicio en la que poder dedicarse a actividades más tranquilas. En el espacio de juego no hay ningún tipo de señalización y es la arquitectura en sí la que se encarga de dar respuesta a las necesidades de los niños, dando cabida tanto al bullicio como a la tranquilidad. El nuevo espacio de juego es una excelente obra de arquitectura que pone de manifiesto de manera incuestionable que Asif Khan no es tan solo un padre que además es arquitecto, sino que estamos ante un profesional rebosante de talento. Entre sus proyectos se incluyen el pabellón “Mega Faces” para los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi de 2014 y el pabellón Beatbox de Coca-Cola construido con motivo de los Juegos Olímpicos de Londres de 2012. Recientemente se le ha encargado el diseño de una casa de verano que se ubicará junto al pabellón de verano de la Serpentine Gallery, diseñado por Bjarke Ingels Group (BIG).



La estructura está construida con acero galvanizado, revestida en paredes y techo con listones de tulipwood modificado térmicamente. Las vigas del suelo y el suelo mismo son de madera de fresno modificada térmicamente. Asif Khan consideró el uso de la madera una excelente opción debido al contraste que creaba su calidez visual con la austeridad del patio de recreo y los muros de ladrillo de la escuela y de los edificios circundantes. “Me pareció muy apropiado introducir un material natural que envejeciera y evolucionara con el tiempo”, explica Khan.

Asif ya había tenido la oportunidad de ver el uso de la madera modificada térmicamente que había hecho la American Hardwood Export Council (AHEC) en un proyecto para el Festival de Diseño de Londres consistente en un cobertizo de jardín dedicado a la contemplación, diseñado por Nathalie de Leval para el gran diseñador de moda Paul Smith. “Cuando decidimos que queríamos utilizar madera, pensé que AHEC sabría cuáles serían las opciones más adecuadas desde el punto de visto técnico para el uso en el exterior”, comentó Khan.
Tanto Asif como James se sintieron especialmente atraídos por el tulipwood debido a su gran suavidad al tacto, un aspecto importante teniendo en cuenta la gran cantidad de manos infantiles que iban a agarrarse a él. La modificación térmica, además de cambiar el color volviéndolo más oscuro, confiere estabilidad y durabilidad a maderas que sin este tratamiento no son adecuadas para su uso en el exterior. AHEC tiene una predilección particular por el uso del tulipwood debido a que es una de las especies más abundantes en los bosques de frondosas de los Estados Unidos, lo que supone un sólido argumento medioambiental para su uso; el tulipwood es un recurso que se regenera de manera natural en los bosques a un ritmo mucho mayor que el de sus talas. El fresno es por su parte una madera ampliamente utilizada para la modificación térmica. La madera de ambas especies es más ligera que la de frondosas durables tradicionales como el roble, lo que en este proyecto en concreto permitió que la estructura completa fuera más ligera. El roble, aunque tiene otras muchas ventajas, no hubiera permitido conseguir un acabado tan suave.

Si bien los listones crean la sensación de un recinto para los niños no impiden, sin embargo, a los profesores ver la totalidad del interior de la estructura, permitiéndoles así cumplir su labor de vigilancia durante los recreos. Una de los aspectos más importantes es que los paneles de listones permiten el paso de una gran cantidad de luz, lo cual es algo esencial debido a la gran proximidad de la estructura a las ventanas del primer piso.

Aunque la empresa de carpintería Aldworth James & Bond no había trabajado nunca con madera modificada térmicamente, el uso de este material le resultó fácil y gratificante. Desarrolló un método utilizando una máquina CNC (control numérico por ordenador) para cortar todos los elementos individuales, permitiendo un margen para, por ejemplo, los rebajes en los que los listones se encajan en la estructura de acero. Este método les permitió fabricar los paneles de una manera relativamente rápida y sencilla.
Este grado de precisión se aplicó durante la totalidad del proyecto. Asif Khan proporcionó por ejemplo al operario de la excavadora encargado de la construcción del montículo un modelo tridimensional al que ceñirse con el fin de conseguir una forma cónica perfecta. El montículo, construido con materiales de derribo, está rematado con una superficie hecha a base de neumáticos reciclados.
Para Helen James y Asif Khan, el nuevo patio de recreo es un primer paso importante en el replanteamiento de la escuela y de sus instalaciones, con el objetivo de dotar a ambas de una mayor flexibilidad y atractivo para los niños. El espacio de juego es modular y se ha diseñado de manera que pueda ampliarse si así se deseara, posiblemente hasta la azotea de un edificio anexo en el que podría construirse un aula adicional dedicada a actividades especiales.


Resulta realmente inspirador lo ambicioso y creativo que es este proyecto, impulsado por la directora de la escuela, el consejo escolar y el arquitecto. Incluso si la ampliación adicional antes mencionada no se llevara finalmente a cabo, la escuela ya se está beneficiando de un innovador espacio de juego de hermoso diseño. Quienes tengan ocasión de ver esta nueva estructura la admirarán sin duda, y quienes aprecien la arquitectura comprenderán la sofisticada concepción del diseño. Los niños, por su parte, simplemente seguirán disfrutando al jugar en ella, sin ser conscientes de todo el ejercicio que están haciendo o de la soltura física que están adquiriendo. Y así es exactamente como debe ser.


(Artículo técnico escrito por Ruth Slavid)



No hay comentarios:

Publicar un comentario