6 may. 2013

Cubierta marquesina en el C.E.I.P. de La Herradura

Localización / Location: Telde, Gran Canaria, España (2009)
Arquitectos / Architects: Romera y Ruiz Arquitectos (http://www.romerayruiz.com)
La intervención nace de la propuesta de Romera y Ruiz Arquitectos de plantear un proyecto que fuera más allá de la simple reparación y refuerzo de la marquesina de hormigón en mal estado del CEIP La Herradura de Telde (Gran Canaria). La convicción sobre la necesidad de sombrear en Canarias es tan evidente que la propuesta fue finalmente bien acogida por la dirección del centro y el ayuntamiento: mejorar ese espacio vital para la escuela se torna tan necesario como impedir la caída de cascotes. 

TEXTO COMPLETO / FULL TEXT
La intervención nace de la propuesta de Romera y Ruiz Arquitectos de plantear un proyecto que fuera más allá de la simple reparación y refuerzo de la marquesina de hormigón en mal estado del CEIP La Herradura de Telde (Gran Canaria). La convicción sobre la necesidad de sombrear en Canarias es tan evidente que la propuesta fue finalmente bien acogida por la dirección del centro y el ayuntamiento: mejorar ese espacio vital para la escuela se torna tan necesario como impedir la caída de cascotes. 

Adaptándose a los condicionantes de tiempo (la reforma se tenía que realizar en dos meses) y presupuesto, Romera y Ruiz Arquitectos aceptan el reto de generar sombra y protección para los juegos de los niños en el espacio central de 18 x 18m. La forma creada dibuja la envolvente exterior de los recorridos más directos entre aulas y accesos. La resultante es esta especie de pieza de puzzle, encajada sobre el edificio preexistente con el máximo respeto, casi sin tocarlo. 
Deja pasar la luz natural por todo el perímetro evitando un excesivo soleamiento en las horas de juego al exterior, y permite la ventilación de las aulas a las que sirve sin recibir las radiaciones que las calientan demasiado. 

Así, desde el interior, la cubierta muestra la apariencia de levedad pese a los sesenta metros cúbicos de hormigón armado que contiene, con un canto variable de 30 a 20 cm. La cubierta queda colgada para dejar el patio libre de obstáculos, minimizando el número de pilares. Estos apoyos metálicos, perfiles circulares de 114 mm · 5,4 mm de sección, se colorean como un bosquecillo, jugando cromáticamente con las paredes envolventes. 


La losa-cubierta se ancla a la fábrica preexistente con perfiles metálicos HEB-120 que atirantan el perímetro y su área de influencia. Este plano suspendido cambia el carácter del espacio que cubre. El resultado consigue una visión expresiva y unitaria del conjunto que permite controlar el soleamiento, la iluminación, el agua de lluvia, la intimidad de las aulas, y la protección del espacio central de esta escuela.
Al final, se ha conseguido materializar la propuesta respetando las condiciones de partida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario